CRÍTICA: “The Lovely Bones” (2009) de Peter Jackson, buscando metáforas donde no las hay

the_lovely_bones10

Cuatro años tardó Peter Jackson para asumir la dirección de un nuevo film, luego de ese fracaso comercial que significó el remake de “King Kong” de 1933, tras hacerse cargo de la super trilogía de Tolkien, que marcó un antes y un después en la realización de cintas majestuosas y de larga duración. “The Lovely Bones” (“Desde mi Cielo”) iba a ser estrenada en Marzo del 2009, pero se decidió aplazar esta fecha hasta Diciembre, época de festivales, óscares y demases. Y no fue en vano: la cinta recibió una nominación a Mejor Actor de Reparto por el notable papel de Stanley Tucci, para los Premios Oscar a celebrarse el próximo 7 de Marzo. Del año pasado que su trailer rondaba en la red, en donde se apreciaban exquisitas imágenes paradisíacas como pintadas a mano y reconocibles actores, pero ¿De qué trata la última película de Jackson?

Es 1973. Susie Salmon (Saoirse Ronan) no tiene más de 16 años y es la hija de una familia feliz, acogedora y sin mayores problemas. Un día, y al regreso de clases, Susie es secuestrada, violada y asesinada brutalmente por George Harvey (Stanley Tucci), su vecino. Desesperado y sumido en la más absoluta desolación, Jack Salmon (Mark Wahlberg), su padre, comienza a investigar sobre el culpable y del cual no tiene ninguna sospecha. Mientras, desde el cielo, Susie intenta componer los hechos y observa como Harvey se dispone a encontrar su próxima víctima.

the-lovely-bones-stanley-tucci

No se asusten. No revelé ningún secreto ni parte del argumento que no se pudiese saber antes de ver el film. Antes que cualquier escena, la cinta comienza con la voz de Susie informándonos que lo que vamos a ver es la historia de cómo ella fue asesinada. “Desde mi Cielo” se desarrolla en dos escenarios principales, la vida, en donde el padre de Susie hace lo imposible por dar con el asesino de su pequeña hija mientras los deseos de venganza lo nublan y lo obligan a cometer acciones que poco lo ayudan en su cometido; y el cielo, donde Susan llega y comienza a reconocer su muerte, a aceptar su trágico destino y a dilucidar lo que pasaba por la mente de su demencial vecino cuando acabó con su vida.

Claramente estamos frente a un estilo personal y una cinta con timbre y firma de Peter Jackson (que la volvemos a descubrir ahora después de largos años cuando hizo “Criaturas Celestiales” en 1994), a través de un film dividido en dos, que mezcla la sensibilidad y la edulcorante ternura arraigada en los ojos de Susie en su primera mitad, indefensa en un mundo desconocido y calurosamente colorido, adornado con exquisitos planos como pintados a mano; con el suspenso, la tensión y electrizantes escenas en su segunda mitad, donde la cinta se convierte en un thriller casi desesperado. Es quizás esta mezcla de géneros la que consigue desarmar un film que se sostiene sobre un argumento que parte sólido, anunciando una película trascendente, imponente y con gotas de surrealismo puro, pero que acaba por desdibujar a los personajes, desechando una historia poderosamente macabra y convirtiéndola en un thriller de venganza, buscando metáforas en donde no las hay e intentando suplir los desaciertos con detalles metafísicos, notables efectos visuales y uno que otro mensaje acerca del valor de la vida, la maldad inherente en la sociedad y las conexiones divinas gracias al poder del amor.

The-Lovely-Bones-the-lovely-bones-the-film-12236060-1706-960

La pequeña Saoirse Ronan (“Atonement”, “City of Ember”) es la protagonista, quien se lleva todo el peso dramático del film y demuestra todo su talento, convirtiéndose en una de las grandes promesas del cine norteamericano. Quizás lo más rescatable de toda la cinta, junto con Stanley Tucci (“ER”, “The Terminal”), impecable como el vecino nominado al Oscar por este papel. Mark Wahlberg (“The Happening”, “Planet of the Apes”) desaprovecha su papel y no nos convence nunca de su profundo pesar y Rachel Weisz y Susan Sarandon –una como la madre y la otra como la abuela de Susie- resultan tan secundarios que poco hay que decir de sus trabajos.

En definitiva, lo nuevo de Jackson puede resultar efectivo y conmovedor si nos pilla en un momento complicado o con la sensibilidad a flor de piel, pero pasará al baúl de los recuerdos dentro de la sinuosa filmografía de un director que talento tiene de sobra, recursos no le faltan, pero que, en esta oportunidad, echa de menos esa mano amiga que lo ayude a dosificar contenidos y a sacarle provecho a historias tan potentes como esta, que se quedan en el mismo limbo desde donde Susie implora justicia y descubre un secreto que va más allá de lo evidente.

——————————————————————————————————————————————————–
6-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
Nueva Zelanda, 2009, 120 min. 
Título Original: “The Lovely Bones”. 
Dirección: Peter Jackson. 
Guión: Peter Jackson, Fran Walsh, basado en la novela homónima de Alice Sebold. 
Elenco: Saoirse Ronan, Mark Wahlberg, Rachel Weisz, Stanley Tucci, Susan Sarandon,Michael Imperioli, Amanda Michalka.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *