Desde Buenos Aires con amor: Entrevista a Antonella Costa

07f5d230e135f68ba479c97bc4905497

Desde que vi a Antonella Costa actuando como Luciana en “Nadar Solo” (2003), he estado esperando este momento; y gracias a la nueva tecnología de redes sociales, un par de mensajes por email y una conversación de alrededor hora y media por MSN, pude concertar una “cita virtual” para entrevistar a una de las actrices mejor catalogadas dentro del cine argentino y, a la vez, una de mis musas del mundo cinematográfico. Dejando de lado el fan cinéfilo, me vestí de periodista y -obviando el pequeño detalle que se me apagó el computador a mitad de la entrevista y casi pierdo todo de no ser porque Antonella guardó nuestra conversación- esto fue lo que desde el otro lado de la cordillera conversó con nuestra revista sobre sus experiencias, proyectos y gustos personales.

EOC: Eres una de las mejores actrices argentinas y joven talento del cine trasandino ¿cómo te viene ese “cartel”?

AC: (Risas)… Qué difícil arrancar así, no sé… ¿es así? Qué bien, trabajé duro, han sido 10 años de cine y me alegra que haya gente que piensa eso. Trato siempre de trabajar en cine, eso hace inevitables ciertos altibajos en la calidad de las películas que hago, me seducen diferentes cosas de cada proyecto, y de alguno cada tanto me gusta todo. Trato de evitar quedar encasillada y que, a la larga, mi carrera sea un muestrario honesto e inteligente de una época tan particular como este fin de milenio.

EOC: Trabajaste con reconocidos y grandes actores como es el caso de Ricardo Darín, Miguel Ángel Solá, Federico Luppi y hasta Peter Fonda… ¿cómo fue trabajar con esos monstruos de la actuación?

AC: Con Darín y Solá la pasé muy bien, pero no tuve escenas… ¿podemos reemplazarlos por Dominique Sandá y Gael García Bernal? (risas). Como en cualquier trabajo es maravilloso tener la oportunidad de trabajar con quien admiras; en lo mío existe la particularidad de que quien se admira además es dueño de una imagen que hemos visto reproducida cientos de veces, y eso, inevitablemente genera cosas.

Lo importante es tener presente que uno trabaja con sus emociones, y que hay que controlarlas y ponerlas al servicio de lo que se está interpretando, igual no está mal pasar un rato de cholula y preguntarles cosas y mirarlos mucho ¿por qué no? (risas). Con Fonda sí me pasó que teníamos esa escena en la que yo le hago un truco de magia complicadísimo, y no comí ni dormí por tres días antes de hacerla, y ahí hacía 3° y a mí me sudaban las manos pero salió bien.

El_Vestido_2007_-_2

EOC: ¿Y en el caso de Federico Luppi?

AC: Él es genial, fuimos reales compañeros mucho tiempo para hacer “El Viento”, una convivencia real que fue muy grata. Se aprende de cada gesto de él, cuando actúa, cuando come, cuando se dirige a un técnico o con el director. Le gustaba hacerme preguntas, para mí era raro, porque justamente parecía que se daban vuelta los roles, pero tuvimos charlas de lo más divertidas y trabajé en una sintonía con él que todavía recuerdo, incluso en el cuerpo. Una comodidad poco común.

EOC: Tu último trabajo fue con Eliseo Subiela (personalmente un maestro en el cine argentino) en “No mires para abajo” donde interpretaste a una joven experimentada en el sexo. ¿Cuéntanos de esa experiencia?

AC: Puedo hablar tres horas… sé un poco más puntual… ¿por el tema de los desnudos, dices? A mí los desnudos no me cuestan.

EOC: ¿Y por trabajar con Subiela? ¿Cómo sentiste que fue su dirección? ¿Se cumplieron tus expectativas? Mi pregunta va por el lado que es el director de “Hombre Mirando al Sudeste” y “El Lado Oscuro del Corazón” y, personalmente -con sólo esas dos películas- me saco el sombrero y le hago reverencias.

AC: Claro, él ha hecho y sigue haciendo cosas excelentes pero más allá de eso, es un director particular. No es cuestionable, es experimentable. Yo me entregué completamente a su propuesta porque creo que no hay otra manera de trabajar con él. Es decir, mi expectativa era hacer una de Subiela y se cumplió.

EOC: ¿En qué te fijas para seleccionar tus trabajos? Te lo pregunto porque todas las películas en que has actuado tienen una impresionante calidad cinematográfica.

AC: Bueno, hay muy buenos técnicos acá, y a esta altura los conozco y sé en qué equipo confiar cuando voy a hacer una película. Si se quiere vivir del cine como yo lo hago, no se pueden esperar sólo películas ideales, porque haría una cada seis años. Pero trato de buscar proyectos que me satisfagan o me signifiquen un desafío interesante por algunos motivos, que pueden ir desde el guión, los compañeros actores, el director, el personaje, la experiencia de filmar fuera o de recrear una época o una situación… pueden ser muchas cosas.

no_mires_para_abajo_02

EOC: ¿Cuáles son tus próximos proyectos? Si puedes adelantar algo…

AC: Terminé de filmar en Uruguay “Mal día para Pescar” la ópera prima de Álvaro Brechner, una maravilla de película donde hago un personaje soñado para cualquier actriz, algo así como “la mala de la película”. También estoy filmando “Felicitas” de Teresa Costantini, también un personaje precioso y riquísimo que estoy disfrutando mucho de hacer. Por otro lado, tengo en ronda de festivales y recién estrenada en España “El Vestido”, de Paula de Luque.

Acabé de filmar Epitafios 2, un personaje que aparece en toda la serie, para HBO y en unos meses empiezo a filmar “Las Mariposas de Sadourni”, una joya, la ópera prima de Darío Nardi, un rosarino que ya tiene 8 minutos filmados de la película y son una maravilla. Es en blanco y negro, algo que ver con “Metrópolis” tal vez y narra la historia de un enano que luego de haberse criado en un circo y cometer un crimen pasional, sale de la cárcel y se enfrenta a la dura realidad: el hecho de ser enano condiciona su vida.

EOC: ¿Cómo es tu relación con el teatro?

AC: Yo debuté en teatro a los 11 años en Woyzeck, en una sala muy importante de aquí, y después tuve otras experiencias lindas, pero claro, no es lo que signa mi carrera; seguiré haciendo pero lo dejo para cuando sea más difícil vivir del cine. Hay edades que en el cine ayudan mucho, todas las películas tienen una chica de veinte a treinta años pero eso se termina un día.

EOC: Y con respecto a lo anterior ¿Teatro o Cine?

AC: Ambas cosas tienen su gran atractivo son muy diferentes y enriquecedoras. Yo me hice en el cine, me fascina hacer cine pero creo que podría amar igualmente el teatro si me dedicara más a él, y lo mismo con la televisión. Se ama aquello que se cuida.

EOC: ¿Conoces cine chileno?

AC: Realmente no… ¿Cuántas películas se hacen por año allá?… más o menos.

EOC: Pocas en comparación con Argentina y Brasil. Deben ser diez por año con suerte, sin embargo cada año van saliendo más películas chilenas.

AC: Brasil es un asco, exageran con todo (risas). Acá estamos bastante bien en cuanto a cantidad de producciones; no tenemos la suerte de los brasileños de ser tantos y eso facilita mucho las cosas. Pero volviendo a la pregunta inicial… podrías recomendarme alguna película chilena.

EOC: “Machuca” de Andrés Wood, “Play” de Alicia Scherson, “En la cama” de Matías Bize…

AC: De “En la cama” he oído mucho, acá están haciendo una obra, supongo que es lo mismo.

no_mires_para_abajo_07

EOC: ¿Película favorita nacional (argentina) y extranjera?

AC: Mi película favorita extranjera es “Belle de Jour” y me parece buenísima, pero no entro jamás en discusiones de tal o cual es mejor que esa; yo misma he visto 100 mejores, pero a mí me gusta esa. Y de las nacionales es dificilísimo, realmente hay muchas… “Soñar, soñar” de Leonardo Favio, él mismo hizo otras mejores pero a mí me gusta, “Aniceto” que estrenó hace poco también es magistral, “El Dependiente” también es brillante. Favio es el genio de nuestro cine. Ricardo Brecher estrenó “Tiro de Gracia” en el mismo año que “El Dependiente” de Favio, y también es excelente. Pero son clásicos, no me estoy jugando nada (risas). “Monobloc” de Luis Ortega también me gustó mucho.

EOC: ¿Obra teatral favorita nacional (argentina) y extranjera?

AC: No… tengo algunas, pero tengo un vacío importante, puedo estarme perdiendo de mi favorita; preguntame el año que viene (risas). De autores argentinos, respeto mucho a Javier Daulte y a Daniel Veronese, pero me gusta seguir sus procesos, no sé si elegiría una obra.

EOC: Muchas gracias Antonella por tu tiempo, finalmente, ¿algún comentario que quisieras acotar al cierre de esta entrevista?

AC: Ninguno, todo estuvo muy bien; sólo que visiten la página de “El Vestido”: www.elvestidolapelicula.com.ar. Gracias por todo y saludos a todo el equipo y a los lectores de El Otro Cine. Besos.


 

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *