CRÍTICA: «Sex and the City» (2008) de Michael Patrick King, cine comercial que funciona

2008-sex-and-the-city-002

La exitosa autora Carrie Bradshaw, todo un icono de la moda, vuelve con su famoso ingenio totalmente intacto y más agudo que nunca, para narrarnos su propia historia sobre el sexo, el amor y la obsesión de las mujeres solteras de Nueva York por la moda. «Sexo en Nueva York: La película» nos muestra a Carrie, a Samantha, a Charlotte y a Miranda cuatro años después de finalizada la serie de televisión, y nos enseña cómo continúan haciendo juegos malabares para compaginar el trabajo y las relaciones mientras descubren los secretos de la maternidad, el matrimonio y las propiedades inmobiliarias de Manhattan.

Debo reconocerlo, nunca fui seguidor de la serie. Serie basada en el libro escrito por Candace Bushnell del mismo nombre que se mantuvo al aire en HBO por seis años -llegando a su fin el 2004- y nominada a 50 premios Emmy durante todo ese tiempo. Pero no por ello desconocía los nombres y, mucho menos, ciertas aventuras de Carrie, Charlotte, Miranda y Samantha, cuatro amigas de la tercera década, eternas solteras a voluntad que se desenvuelven en una comedia de situaciones con tintes dramáticos, destapando más de alguna problemática social.

sex-and-the-city-533

Cuatro años después, el director Michael Patrick King las vuelve a juntar en un capítulo larga duración para la pantalla grande. Ahora Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), exitosa escritora e ícono de la moda Neoyorquina, está a punto de casarse con Mr. Big (Chris Noth), su eterno enamorado; Charlotte (Kristin Davis) quien soñaba con la concepción, ahora es feliz junto a su pequeña hija oriental; Miranda (Cynthia Nixon) es trabajólica y ni siquiera tiene tiempo para “relacionarse” con su -poco talentoso- marido; y Samantha (Kim Cattrall) es exitosa, feliz, materialista e insaciable, pero aún no consigue un amor de verdad. Cuatro inseparables cuyas vidas no han sido fáciles, pero a quienes nunca les falta el tiempo para reunirse, tomarse un trago por ahí o ir a los últimos desfiles de moda de la ciudad.

La cinta recorre sus amores y desamores en un escenario con marca registrada: Nueva York de noche, restaurantes, luces en exceso, el último abrigo de moda, portadas de revistas y una que otra fiesta en solitario tras alguna discusión con la pareja. Aunque el guión resulta superfluo, el resultado final es relativamente satisfactorio, y esto se debe únicamente al apego con los personajes que alcanza a lograr o que, quienes adoraban la serie, ya lo tenían. La puesta en escena es a ratos demasiado exagerada, mostrando al ramillete de mujeres como reales estrellas del cine sin más problemas que los que el corazón pueda determinar, desaprovechando el tema para profundizar en ciertos aspectos. El excesivo humor y sarcasmo heredado de la serie, terminar por agotar y confundirnos entre las diversas situaciones dramáticas que cualquier mortal se tomaría mucho más en serio que olvidar las penas tomando unas relajadas vacaciones a paradisíacas playas de México.

Ni siquiera da para comentar la calidad en las interpretaciones, no porque sean malas ni mucho menos, sino que no corresponde juzgar a cuatro actrices que, sea como sea, ya demostraron durante todas las temporadas de la serie que saben contarnos historias. No por nada fue el éxito que alcanzaron durante la década pasada. Destacar la aparición de Jennifer Hudson, actriz y cantante, finalista de “American Idol” y posteriormente ganadora del Oscar, el Globo de Oro y el BAFTA el 2006 por su trabajo en «Dreamgirls» (2006),quien es la única que nos devuelve a la Tierra durante los 148 minutos que dura la cinta, entre tanta farándula, cenas de alta alcurnia y closets repletos de zapatos taco alto.

2008_sex_and_the_city_004

Cine con apellido: comercial. Que promueve la frivolidad y el consumismo, pero que no se miente a si mismo y sólo pretende darnos 2 horas de entretención y sentimentalismo, y eso es digno de destacar. “Sex and the City, la serie», siempre ha sido un producto perfectamente confeccionado, y eso no lo vamos a descubrir ahora visitando esta humilde revista. La película, sin duda, está hecha para los seguidores de la serie y, probablemente el efecto que produce es similar al que se siente al reencontrarse con viejos amigos. (Curiosamente, a una semana del estreno mundial, en la web comenzaron a circular fotos de la bella Kristin Davis desnuda y teniendo sexo oral. Si eso no es publicidad, entonces estamos todos locos).

El cierre perfecto para algunos fanáticos, para otros una comedia romántica más, que llena los bolsillos de la industria a costa nuestra. Pero admitámoslo. A veces, necesitamos de la ficción para compensarnos con la felicidad ajena, y aunque muchos nunca nos sentamos a verla frente al televisor más de 20 minutos, sabemos como piensan las mujeres o, al menos, eso creemos. Y no me cabe duda que el príncipe azul no es lo único que tienen en mente… o si? Nos guste o no, ellas tienen la última palabra.

——————————————————————————————————————————————————–
7-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2008, 128 min.
Título Original: «Sex and the City».
Dirección: Michael Patrick King.
Guion: Michael Patrick King, basado en la serie de TV creada por Darren Star.
Elenco: Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Kristin Davis, Cynthia Nixon, Chris Noth, Candice Bergen, Jennifer Hudson, David Eigenberg, Jason Lewis.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *