CRÍTICA: «John Rambo» (2008) de Sylvester Stallone, un regreso con exceso de pop corn

rambo4

El ex boina verde John Rambo (Stallone) lleva una solitaria y apacible vida en la jungla del norte de Tailandia, pescando y cazando cobras para venderlas. Todo cambia cuando un grupo de misioneros católicos le proponen que les sirva de guía hasta la frontera con Birmania para suministrar medicinas y alimentos a los refugiados asediados por el ejército birmano, que ha hecho de la tortura y el asesinato una práctica habitual. En estas circunstancias, Rambo no tendrá más remedio que volver a tomar partido.

El incólume John Rambo vuelve en esta cuarta entrega de la saga, después de 20 años desde su última aparición, esta vez dirigida por el propio Sylvester Stallone que hace sólo unos años atrás ya había revivido a otro de sus grandes personajes con “Rocky Balboa”.

Rambo ahora lleva una apacible vida en una jungla del norte de Tailandia en donde caza y vende cobras. Un día, unos misioneros llegan pidiéndole que los traslade con su barcaza a Birminia, en donde miles de refugiados son esclavizados y asesinados brutalmente por el ejército de ese país, para entregar ayuda y suministrar alimentos. Sabiendo el riesgo que corre, Rambo se ve nuevamente obligado a confrontar duros enfrentamientos, empleando sus bastos conocimientos de guerra.

rambo-4

Convertido a estas alturas en un ícono del cine de acción y uno de los pocos en sobrevivir a interminables peleas a lo largo de su vida, esta cuarta película de la saga no se queda atrás a la hora de hacernos disfrutar de una cinta de acción con todos sus condimentos, incluyendo el de un guión sin mucho sentido más que el de matar y matar. “Vivir por nada o morir por algo”, dice John, y es la frase que mejor representa lo que vemos durante los 80 minutos que dura la cinta. Un ejercicio notable para los amantes de las metralletas, los campos minados, la sangre y, por que no decirlo, el gore. Stallone cuando se trata de dirigir no escatima en mostrar de manera cruda lo que resulta tras el enfrentamiento en plena selva, con co-protagonista hermosa incluída. Una dirección sobria, asaltos a aldeas campesinas, cuerpos mutilados y cabezas que salen volando son algunos de los elementos que, repito, arman una historia diseñada especialmente para pasar hora y veinte de manera adrenalínica y terminar con sabor a triunfo y venganza.

No esperemos encontrarnos con diálogos profundos ni una historia reveladora ni maciza. Es simplemente el regreso de un grande, tal cual lo hiciera John McClane en “Duro de Matar 4” o el propio Stallone en “Rocky Balboa”. Con efectos de sonido impresionantes y escenas en las que el protagonista luce casi tan inmortal como el mismo Jack Bauer («24»), “John Rambo” es sin duda una de las películas más satisfactorias del presente año, y no precisamente por su complejidad ni porque marcará pautas en la manera de ver el cine, sino por su coherencia y no ocultar las ganas de hacer cine sólo para entretener y consumir palomitas sin parar. “Cuando te empujan, matar es tan fácil como respirar”. Qué culpa tiene Rambo.

——————————————————————————————————————————————————–
5-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 2008, 93 min.
Título Original: “John Rambo”. (Rambo IV)
Director: Sylvester Stallone.
Guion: Sylvester Stallone.
Reparto: Sylvester Stallone, Julie Benz, Matthew Marsden, Graham McTavish, Reynaldo Gallegos, Jake La Botz, Tim Kang, Maung Maung Khim, Ken Howard.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *