CRÍTICA: «Lo Bueno de Llorar» (2006) de Matías Bize, cuando el problema es el amor

Lobuenodellorar_MatiasBize_3

Una relación de pareja se acaba. No es una ruptura fácil, sino que conlleva una larga noche de decisiones, dudas, miedos, mentiras, silencios, reflexiones y discusiones. Esta historia es un viaje desde lo más alto de Barcelona hasta el mar. A través de diferentes situaciones y conversaciones, la pareja desvelará los secretos más íntimos de su relación. Vera y Alejandro nos permiten explorar las grandes mentiras que pueden existir en una pareja y también las grandes verdades del ser humano. Sus mundos particulares, sus miedos y fracasos, sus anhelos y ambiciones, salen a la luz en un recorrido que emprenden y que, aunque no lo saben, no tendrá vuelta atrás en sus vidas.

La noche en las calles de Barcelona es el escenario perfecto para la catarsis de una pareja que, tras largos años de relación, llega a su fin. Las dudas, miedos, reflexiones, mentiras y silencios son el contexto para que los secretos más íntimos de Vera (Vicenta N`Dongo) y Alejandro (Alex Brendemühl) salgan a flote en esta larga y reveladora noche llena de situaciones y confidencias. A grandes rasgos, así podríamos definir el argumento de «Lo Bueno de Llorar», la tercera película de Matías Bize, este joven realizador chileno catalogado como uno de los directores más prominentes del cine latinoamericano.

lo-bueno-de-llorar

Con una propuesta totalmente innovadora y arriesgada para lo que nuestros ojos están acostumbrados ver, Bize nos introduce en una historia íntima y angustiante, donde el único sentimiento que aflora es el cariño hacia la pareja y la incansable voz de la conciencia que sabe que todo se acabó. Filmada en tan sólo once noches y con un guión bordeando las treinta páginas, «Lo Bueno de Llorar» completa la “trilogía de las relaciones” -así catalogada por la crítica especializada- comenzada anteriormente por «Sábado» y «En la Cama».

Bize ama llevar a los extremos sus películas y así correr riesgos al introducir elementos que se contraponen a lo normal, y «Lo Bueno de Llorar» no es la excepción; con silencios abrumantes, cámaras en movimiento y dejando espacio a la improvisación por parte de los actores, la cinta se opone por completo a su anterior trabajo, donde priman los diálogos, los cortes directos y la presencia de espacios mínimos. Es cierto que los silencios son excesivos, hasta el punto que en muchas veces son innecesarios para el resultado final; y también que no existe la misma intensidad y complicidad entre los actores como se caracterizó en sus anteriores películas; sin embargo, son parte del riesgo y frescura que definen la filmografía de Bize como director.

Lobuenodellorar_MatiasBize_2

Cabe destacar plenamente la adecuada banda de sonido a cargo de Diego Fontecilla y Rodrigo Jarque, que acompaña cómplicemente el sentimiento que desea transmitir Bize a lo largo de todo el film. A esto se añade la dirección de fotografía realizada por Gabriel Díaz, sobre todo en la primera y última escena, dejando entrever la perfecta colaboración y entendimiento que existe entre Bize y él.

Finalmente, la película si bien no sorprende tanto como los anteriores trabajos de Bize, es una película sincera, coherente y precisa; y, lo más importante, nos revela a un director que busca y experimenta con cada entrega y que está lejos de estancarse y repetirse a sí mismo. Un director que, francamente, deberíamos agradecer que exista en el cine chileno.

——————————————————————————————————————————————————–
8-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
España-Chile, 2006, 80 min.
Título Original: «Lo Bueno de Llorar».
Dirección: Matías Bize.
Guion: Matías Cornejo y Matías Bize.
Elenco: Vicenta N’dongo, Alex Brendemühl, Alfonso Bayard, Paul Berrondo, Eloi Yebra, Biel Durán, Nora Navas.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *