CRÍTICA: «The Texas Chain Saw Massacre» (1974) de Tobe Hooper, la serial killer movie por definición

THE-TEXAS-CHAIN-SAW-MASSACRE-1974

Sally y su hermano Franklin viajan, junto a otros tres amigos, al cementerio donde yace el abuelo de ambos. Tras ello, el grupo se dirige a una vieja granja. En el camino, recogen a un extraño autoestopista, al que deben echar del coche cuando éste ataca a Frank. Finalmente, llegan a la granja. Buscando algún sitio donde bañarse y gasolina para el furgón, dos de los chicos entran en una casa aledaña a la granja. Lamentablemente para ellos, este es el hogar del autoestopista y el resto de su familia, todos caníbales y dispuestos a acabar con ellos uno por uno. 

Quizás se preguntarán por qué comentar una película filmada hace más de 30 años, época en que abundaban las películas gore de bajo presupuesto, y que pertenece a un género en donde la historia sobre un grupo de jóvenes que terminan mutilados y despedazados está archi repetida. La respuesta es simple: «The Texas Chain Saw Massacre» (también conocida en nuestro país como «La Masacre de Texas»“El Loco de la Motosierra”) es la esencia, la piedra angular y el punto de partida para una infinidad de filmes del mismo género realizados posteriormente en todo el mundo, tanto en lo visual como en lo argumental.

Considerada la película pionera en el género “sangriento” del cine, junto a «Evil Dead» (1981) y «The Night of the Living Dead» (1968), el filme se nos presenta inicialmente en forma de documental, con una introducción que nos dice que lo que veremos está basado en el horrible asesinato de un grupo de jóvenes en el estado de Texas. Aparentemente inspirado en los crímenes de Ed Gein, famoso asesino en serie norteamericano que usaba una máscara de piel humana, en el cual películas como «Psicosis» (1960) y «El Silencio de los Inocentes» (1991) también se basaron posteriormente.

thetexaschainsawmassacre

«La Masacre de Texas» gira en torno a un grupo de jóvenes que viajan a investigar sobre la profanación de la tumba del abuelo de dos de ellos, y en la pesadilla que se convierte el viaje al encontrarse con una familia (dos hijos, el papá y el abuelo) con características psicótica y carnívoramente asesinas. El uso de la cámara en mano en casi toda la película nos reafirma la sensación de documental, y el grado de tensión y la sensación de agobio constante durante todo el filme hacen de esta una obra maestra, ya que, a diferencia de las típicas películas gore, el sobre uso de sangre es casi mínimo, y el tratamiento que el director logra dar a partir de una trama tan básica como esta, es sencillamente impresionante.

Con tiros de cámara inéditos en el género considerando el año de realización de la producción, una persecución que forma parte del historial de grandes momentos del cine que ya se lo querría para ella Neve Campbell con «Scream», y un final simplemente escalofriante, bordeando el surrealismo psicopatológico (palabra nueva), Leatherface pasó a transformarse en el asesino en serie Nº 1 del celuloide, y que posteriormente películas como «Halloween» (1978) o «Martes 13» (1980) nos presentarían villanos de similares características.

Con un presupuesto de 140.000 dólares, con los que hoy en día apenas alcanzaría para cubrir tres días de una producción de medianas características, la película recaudó la impresionante suma de 50 millones de dólares en todo el mundo luego de su estreno, y ya cuenta con tres secuelas: «La Matanza de Texas 2» (1986), «La Matanza de Texas 3: Leatherface» (1990), «La Matanza de Texas: La Nueva Generación» (1994); una precuela: «La Matanza de Texas: El Origen» (2006); y un remake: «La Matanza de Texas» (2003). Ninguna de ellas ha sido capaz de alcanzar lo que Hooper logró con la versión original, aunque para los seguidores de la saga, no resultaron TAN decepcionantes las otras historias, como suele suceder en estos casos de sacarle el jugo a la original.

la-matanza-de-texas-2

Como ven, razones para hablar de esta película sobran, y aquí es cuando la famosa frase “película de culto” vuelve a aparecer por mi cabeza. Alguna vez cuando chico, una amiga me comentó sobre esta película y me insistía demasiado en conseguirla. Por las descripciones que me daba y sin ningún conocimiento de cine ni sobre la historia, no imaginaba más que ver un derroche de sangre, carnicería al mejor postor y una sinfonía de gritos desesperados por parte de la protagonista de turno. Nunca la vi. 10 años después, la película por fin llegó a mis manos, tuve la suerte de verla y ya forma parte de mi heterogénea colección de grandes obras del cine. Gracias Camila.

¿Alguien dijo Jason? ¿Michael Myers? Já!… yo no haría reír a Leatherface.

——————————————————————————————————————————————————–
9-stars
——————————————————————————————————————————————————–

Ficha Técnica:
EEUU, 1974, 83 min.
Título Original: «The Texas Chain Saw Massacre».
Dirección: Tobe Hooper.
Guion: Kim Henkel, Tobe Hooper.
Elenco: Marilyn Burns, Allen Danziger, Paul A. Partain, William Vail, Teri McMinn, Edwin Neal, Jim Siedow, Gunnar Hansen, John Dugan.

——————————————————————————————————————————————————–





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *