Mis Mujeres de Película: Camilla Belle

Camilla Belle HD Wallpaper 2012-6

Hace poco menos de un mes, terminando una reunión de pauta en las dependencias de las oficinas centrales de El Otro Cine (donde los coffee breaks son más largos que las reuniones), el Director del Portal me llama hacia un lado y me comenta sobre una película que -usando su misma expresión- me iba a fascinar. Ante mi curiosidad, se acercó hacia el reproductor de DVD de la sala y colocó un disco. En silencio y expectante a mi reacción, buscó en el menú la escena Nº 12 y se alejó de la pantalla. La escena comenzó mostrando a Elisha Cutberth hablándole al oído a una joven de pelo castaño, ojos pequeños y carita de ángel. El flechazo fue directo, al corazón, y no dejó sobrevivientes.

Sin siquiera esperar a que yo balbuceara algo, el Director me dijo: “Se llama Camilla Belle… ¿te acuerdas de cómo comienza ‘Jurassic Park 2: El Mundo Perdido?’ Bueno, la niñita que sale al principio y a la que atacan los dinosaurios pequeños, es ella.” Lo único que atiné a decirle era que me prestara, sí o sí, la película. Dicho y hecho, en menos de dos horas, estaba sentado en mi pieza frente al televisor y el reproductor de DVD comenzaba a leer la película que me presentaría a la nueva musa en mi lista de amores cinéfilos. “Un Alma en Silencio” narra la historia de Dot (Camilla Belle), una sordomuda que acaba de quedar huérfana tras la muerte de su padre, y llega a vivir a la casa de sus padrinos. Nina (Elisha Cuthbert), es la hija del matrimonio y mira con recelo a Dot, quien parece ser la caja de resonancia para todos los problemas de la familia; problemas, que a veces, parecen ser demasiado graves como para guardar silencio.

8589130446658-camilla-belle-wallpaper-hd

Antes que todo, tengo que pedirle perdón a Elisha Cuthbert (con ella en “La Chica de al Lado” comencé este espacio de musas del cine) porque sinceramente, no pude quitar la vista de Camilla y toda mi atención fue sólo para ella en los 96 minutos que duró la cinta (aunque debo admitir que verla vestida de cheerleader no es una cosa para pasarla desapercibida así como así). Con sus ojos diminutos, sus cejas perfectamente delineadas, melenita al cuello y esa boquita tentadora que me hacía suspirar cada vez que la veía, Camilla terminó por cautivarme como cualquier tonto adolescente.

No sé si es algo mío, pero si yo soy un estudiante de secundaria en EEUU y veo a una niña que se sienta sola a la hora de almuerzo, que no habla con nadie, que pasa desapercibida para todos, que toca el piano, se viste diferente al resto y que más encima tiene una cara preciosa y una boquita de ensueño, lo mínimo que puede pasarme es enamorarme de ella; de verdad no logro comprenderlo. Quizás por eso me sentí tan identificado con el personaje de Shawn Ashmore (quitándole un poco lo pervertido claramente) y deseé que ojalá hubiese existido alguien así en mi época de colegio. Obviamente todo habría sido distinto.

2006_the_quiet_008

Cuando terminó la película, lo primero que hice fue llamar al Director, diciéndole que tenía toda la razón y que la próxima musa para mi columna, fijo sería Camilla. Así que aquí estoy, cumpliendo con lo dicho y esperando que el Director me siga recomendando amores platónicos. De verdad, él si que conoce mis gustos.


Película: «Un Alma en Silencio» (The Quiet).
Dirección: Jaime Babbit.
Reparto: Elisha Cuthbert, Edie Falco, Martin Donovan, Shawn Ashmore.
Vista en: Septiembre 2007.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *