Mis Mujeres de Película: Scarlett Johansson

tumblr_mwoc0w7p681rzoi3uo2_1280

Lugar: Universidad Católica del Norte. Hora: 8:45 PM. Saliendo de clases, caminando por el gran patio (llamado también “explanada de las R”) me encontré frente a mí a una de las más hermosas mujeres que he visto en la U. Pelo negro y corto, blanquita, falda, zapatillas Converse y de unos 20 años de edad; se dirigía hacia el pasillo que lleva hasta la puerta principal de la Norte. Sin pensarlo un momento, la seguí al más estilo psicópata de Juan Pablo Castel en “El Túnel”, obviamente que con buenas intenciones. La verdad, no sé por qué lo hice, sabía que no iba a suceder nada aparte de mirarla y esperar a que ella me respondiera de la misma forma sin consecuencia alguna. En la mitad del pasillo, ella dobla hacia una de las salas audiovisuales de la U y entra. Yo, como la iba siguiendo, hice lo mismo, pero me percaté del cartel que estaba afuera de la sala: “Hoy Cinesencial: Perdidos en Tokio. 20 hrs. Sala K-121 C”. En ese momento me acordé del trailer que había visto hace algún tiempo en el programa Séptimo Vicio: era una película de Soffia Coppola, trabajaba Bill Murray y una chiquilla bastante joven y bonita que me parecía haberla visto sin mucho protagonismo en algún film por ahí.

Scarlett-Johansson-2014

Entré, busqué a la chica y me senté detrás de ella (todavía no entiendo por qué hice eso); el presentador de la película habló un poco, de la directora, de la banda de sonido, de los actores principales… en todo caso, no escuché casi nada, toda mi atención era para los movimientos que hacía la niña blanquita de pelo negro que estaba allí. El film empezó y me dejó embobado de una. Comenzó con un primer plano de un trasero de mujer con unos calzoncitos rosados; la escena era de un erotismo extremo, cayendo en lo delicado. Ese fue mi primer encuentro con Scarlett y de allí, toda mi atención fue para ella. Ni siquiera me acordé del por qué estaba en la sala. El film narra la historia de Bob Harris (Murray) un actor que va a filmar un comercial de whisky a Tokyo y de Charlotte (Johansson) la esposa de un joven director que está haciendo un video clip para una banda japonesa. Los dos se sienten fuera de lugar en cada una de sus vidas y, conjuntamente, desarrollan una historia de amor sin nombres que nace de miradas y encuentros en un bar de hotel, entre silencios y escapadas cómplices a lugares ajenos.

Mientras la película seguía, pensaba que había que estar loco para no enamorarse de Scarlett en ese papel. Por una parte no entendía al personaje de Giovanni Ribisi, y por otra, me sentía completamente identificado con el de Bill Murray. Y, como una de esas señoras que pasan viendo telenovelas y están expectantes a lo que pasa en ella, esperé incansablemente el beso entre Bob y Charlotte que “concluyó” en un final que me dejó completamente satisfecho.

article-0-1B2A275900000578-941_634x359

La película terminó y yo salí de la sala. La niña blanquita de pelo negro pasó por al lado mío mientras me dirigía a la salida de la universidad. Claramente lo que viene es obvio, nos paramos uno junto al otro esperando tomar locomoción y yo no hice nada, ni una mirada, ni una palabra; pero porque quise, no por cobarde ni patético. En ese momento no podía sacarme a Scarlett Johansson de la cabeza, y entonces lo comprendí todo: un nuevo nombre se agregaba a mi lista de musas del cine… y estaba entre las primeras.

PS: No fui el único.


Película: «Perdidos en Tokio» (Lost in Translation).
Dirección: Sofia Coppola.
Reparto: Bill Murray, Scarlett Johansson, Giovanni Ribisi, Anna Faris, Fumihiro Hayashi.
Vista en: Abril de 2004.


 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *