Mis Mujeres de Película: Natalie Portman

wallls.com-33278

Para mí existen 2 grandes riesgos al ver una buena película (uno de ellos lo dije en el comentario anterior y es, en parte, la idea central por la cual nació este espacio): el primero, sentirse identificado por el personaje principal, y en casos especiales, por cualquier otro personaje de reparto; y el segundo, enamorarse de la actriz y el papel que interpreta. Claramente a muchos les ha pasado cualquiera de estos dos grandes riesgos (eso lo sé por mis amigos), quizás más el primero que el segundo, y viceversa. Sin embargo, a mi me ha pasado sólo con una actriz tres veces el enamorarme perdidamente de ella. Natalie Portman.

Una vez fue en «Closer», al verla en una faceta que realmente me mató (no sé que mierda pensaba el personaje de Jude Law al dejarla por el de Julia Roberts), verla bailando striptease en un cabaret realmente me dejó boquiabierto, y, sobretodo, en una de las mejores escenas de la película: la conversación con Clive Owen sobre las relaciones mientras éste trata de sacarle su verdadero nombre.

las-mejores-interpretaciones-de-natalie-portman-original

Otra fue en «Garden State», donde claramente interpreta a la mujer de mis sueños, a la que siempre he querido encontrarme en algún carrete o fiesta desde que tengo 15 años, y a la que, sin pensarlo, le propongo matrimonio con sólo 5 minutos hablando con ella. Siempre he pensado que Zach Braff escribió ese personaje sólo para torturarme.

Sin embargo, la primera vez que me enamoré de la pequeña psicóloga políglota fue mucho antes que pensara en hacer alguna de las películas anteriores. Recuerdo que era de noche, cerca de las 1 AM, yo tendría unos 13 o 14 años, y haciendo zapping por los canales del cable me encontré con «El Perfecto Asesino» en, quizás, HBO (no recuerdo si en aquél tiempo estaba ya I-Sat o Space que también son fieles candidatos a exhibirla). La trama era sobre un asesino a sueldo (Reno) que acoge a una niña de 12 años, Mathilda (Portman), luego de que su familia es asesinada por un agente corrupto de la DEA (Oldman) debido a un negocio fallido. Él le enseña a asesinar y, a cambio, ella le enseña a ser humano y luego, todo se va al infierno.

portman

La verdad no recuerdo escenas precisas que me marcaron en aquél tiempo, sólo recuerdo que la primera escena donde Mathilda salió, me puse rojo y mis latidos cardíacos comenzaron a acelerarse. Ahora lo pienso y me da risa, pero es verdad; era como si tuviera al frente a la niña que me gustaba del colegio. Verla con ese corte de pelo que siempre me mató y esa carita de ángel que nunca ha perdido… ¿quién no iba a enamorarse de ella? Años después vi la película nuevamente y, claro, es excelente y, como si fuera un trauma de la adolescencia, me pasó exactamente lo mismo.

Hace poco viendo una película en I-Sat, en un corte comercial salió la propaganda de «El Perfecto Asesino», el relator decía al final del anuncio: “… El Perfecto Asesino, con Jean Reno, Gary Oldman y Natalie Portman cuando todavía era un pecado enamorarse de ella…”, al escuchar eso me reí y me di cuenta que no fui el único que se comportó al verla como un tonto adolescente… por suerte.


Película: «El Perfecto Asesino» (Leon: The Professional).
Dirección: Luc Besson.
Reparto: Jean Reno, Gary Oldman, Natalie Portman, Dany Aiello, Peter Appel.
Vista en: Algún mes de 1996.


 





Mis Mujeres de Película: Natalie Portman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *